Blogia
Mujeres Sacerdotes en la Iglesia Católica Española

Cuarta señal: afirmación de parte de otros


No siempre es fácil juzgar tus motivaciones y tus habilidades por ti mismo(a). Pero no estás sólo(a). Hay gente que te conoce: amigos, parientes, miembros de tu parroquia, colegas, compañeros de estudio, que pueden ayudarte a juzgar la validez de tu llamado. Si muchos de ellos pueden ver al (a la) sacerdote potencial en ti, eso es una importante afirmación desde adentro de la Iglesia.

Un(a) director(a) espiritual es también muy útil. Ese(a) director(a) o mentor(a) espiritual es alguien en quien puedes confiar y que puede ser objetivo(a) contigo. Un(a) director(a) espiritual no será tu "mejor amigo(a)" y no tomará decisiones por ti. Él o ella te ayudarán a reflexionar en lo que estás considerando y en cómo Dios está moviendo tu proceso. Un(a) director(a) espiritual caminará contigo a medida que vayas en tu discernimiento.

En cualquier momento que un candidato es presentado para ordenación, el obispo, aún en los ritos actuales, pregunta primero si la persona es juzgada aceptable y apta por la comunidad de Dios. La respuesta es dada generalmente por el Rector del seminario en donde el candidato se entrenó, pero él contesta como representante del pueblo. La gente sabe quién podría ser un buen sacerdote y quién no.

La afirmación por parte de otros es por tanto, un signo valuable que indicará si tienes vocación o no.

 

http://www.womenpriests.org/sp/called/signs.asp

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres